0

Una de las historias de terror más comentadas en Vitoria

Publicado por el .

En la ciudad de vitoria existe una gran cantidad de alternativas para hacer turismo, lugares espléndidos y fantásticos que pueden ser la inspiración de las más bellas historias que alguien pudiese imaginar. Tanto parques como jardines así como también calles y avenidas podría ser los intérpretes principales en una novela romántica, algo que seguro sería una gran sensación de teleaudiencia para quienes puedan disfrutar de cada una de las maravillosas locaciones que allí estarían integradas.

un asesino que mantó a 6 mujeres para obtener la grasa de su cuerpo muerto

Lastimosamente no todo en vitoria es tan maravilloso como alguien pudiese imaginar, o por lo menos en una época pasada, habiendo una historia que sido catalogada como la más terrorífica debido a la temática que la misma llegó a adoptar en dicho tiempo. En esta historia se involucra a un personaje bajo el nombre de Díaz de Garayo, quien habría sido llamado como el “sacamantecas”, sobrenombre tan peculiar que llegó a ser el terror a finales de siglo XIX.

Al parecer Díaz de Garayo fue un asesino de mujeres cruel y despiadado que llegó a matar a 6 mujeres entre los años de 1870 hasta 1879, siendo que a muchas de ellas las llegó a violar. Este despiadado asesino no respetó absolutamente ninguna condición de estas mujeres, las cuales iban desde los 13 años de edad hasta los 55, siendo algunas de ellas prostitutas. El hecho se encuentra en que este personaje mataba a dicha mujeres para tratar de obtener la grasa del cuerpo asesinado, algo que en dicha época era muy cotizado ya que se pensaba que con ello se podía curar enfermedades graves de la época; es por esta razón que muchas personas adineradas llegaron a pagar excesivas cantidades de dinero para obtener los diferentes ungüentos o pomadas que se elaboraban con la grasa humana, habiendo sido uno de estos asesinos el susodicho Díaz de Garayo, quien fue encarcelado en la prisión del polvorín de vitoria, lugar en donde murió “a garrote” el 11 de mayo de 1881.

Te puede interesar

Escribe un comentario