0

Estatuas vitorianas

Publicado por el .

Hay repartidas por Vitoria diferentes estatuas, que en absoluto silencio son testigo de la evolución de la ciudad.

Así, encontramos al famoso torero que sentado en un banco espera que nos acerquemos a hacerle compañia, no muy lejos de él, el “Caminante” desafía desde las alturas a los paseantes.

En lo alto de la Virgen blanca, la plaza mas emblemática de Gasteiz, encontramos a Celedón que mata el tiempo mientras espera que llegue su gran día, el 4 de Agosto.

Por otro lado, en el parque de la florida un jazzman hace sonar su muda trompeta a ritmo de jazz, me pregunto si la oirá Ken Follet desde la vieja catedral, donde ensimismado viaja siglos atrás.

Pero por desgracia no todos estos inmóviles personajes son felices, el niño saharaui llora en soledad.

“Y la ciudad sigue creciendo, y ellos, unos mas jóvenes otros mas viejos, son testigos silenciosos del imperturbable paso del tiempo”.

Te puede interesar

Escribe un comentario